Garbiñe Galatea

Está artista Navarra hace unos 6 años empezó a recopilar, coleccionar fotografías y álbumes antiguos de mercadillos o de casas abandonadas.

Apenas tiene fotografías de su familia o de su infancia, y supone que su afán de «rescatar» esas fotografías antiguas le hace sentir una «¡¡Rescatadora de vidas perdidas!!».

En paralelo a esto, hace unos 2 años se apuntó a clases de costura donde se inició el bordado. Pero no sentía que le llenase del todo. Así que empezó a experimentar y bordar en todo tipo de soporte menos sobre tela. Así descubrió el fotobordado.

Empezó a juntar la técnica del bordado en papel. Al principio le parecía un sacrilegio bordar fotografía antigua. Fotografías que son únicas. Siente un gran respeto por la memoria y los objetos únicos. Pero se dio cuenta que al bordar las fotografías las vuelve a revivir. Las mantiene vivas.

Generalmente borda mujeres y siempre repite un color en todas ellas. Es una manera de unirlas siempre. Una especie de sororidad en hilo.